BRANDING Y ESTRATEGIA DIGITAL

Blackbinder, una herramienta de trabajo creada por y para los músicos que fue lanzada por primera vez en 2015, tenía la necesidad de volver a relanzarse y por ello precisaba de una nueva imagen y estrategia integral.
Es una aplicación que permite al músico realizar todo el proceso de trabajo que normalmente se realiza con partituras, de forma digital: edición, anotaciones, clasificación, correcciones, estudio, ensayo, interpretación, impartir clase… Su principal diferenciación radica en su formato XML de “no páginas”.
Partiendo del trabajo de branding realizado la primera vez, se retomaron unas sesiones de consultoría en las cuales se definieron los ejes principales de la marca.
En línea con el posicionamiento y los ejes definidos, creamos una nueva imagen, una nueva página web, un nuevo diseño visual para la aplicación y desarrollamos una estrategia de comunicación integral para relanzar el proyecto a los diferentes públicos de interés a nivel internacional.
Alrededor del claim “Don’t suffer, no pages” se realizaron, entre otras estrategias, la conceptualización y creatividad de una campaña de captura de leads online, junto con colaboraciones con algunos medios especializados, y una estrategia de redes sociales transversal.
Actualmente, Blackinder tiene acuerdos con ocho de los mejores conservatorios a nivel mundial, entre ellos el Jacobs School of Music de la Indiana University, con los que están trabajando en diversos proyectos piloto para introducir la herramienta en el ámbito de la educación.