Cookie Politika

Webgune honek cookieak erabiltzen ditu erabiltzaile esperientzia hobe bat eskaintzeko. Gure Cookie Politikan informazio gehiago lor dezakezu.

Sakatu ONARTU botoia, aurkeztutako informazioa irakurri eta onartu duzula baieztatzeko. Behin onartu ondoren, ez dugu mezua berriro erakutsiko.

ONARTU

El posicionamiento

como estrategia de valor

Construir una marca competitiva en el mercado depende de muchos factores. Quizá el más importante sea definir una visión de lo que queremos ser y hacia dónde vamos. Compartiendo y empapando de esa visión a toda la organización. Y focalizando la visión en el negocio. Para crecer.
En prestigio; en ventas: como marca.

En Bostnan acompañamos a las organizaciones y empresas a encontrar esa visión. Y a transformarla en un posicionamiento de marca que les ayude a ser referentes clave en sus mercados y en la sociedad en su conjunto.

Para ello, construimos una propuesta de valor y desarrollamos el plan de acciones de marketing, indiciendo sobre todo en la estrategia digital. Todo con el objetivo final de que se implemente ese posicionamiento entre los diferentes públicos de interés.

Nuestra experiencia de 20 años en el ámbito de la comunicación estratégica y el marketing está centrada especialmente en el marketing industrial, el marketing de territorios así como en estrategias de diseño de valor.

Posicionamiento / Places

Las regiones, ciudades o países también deben buscar su posicionamiento en el mundo para atraer no solo turismo, sino también talento inversiones y empresas.

Para ello, también los territorios deben buscar su visión, esa causa que los convierte en referentes.

Basado en su historia y cultura y con la mirada puesta en cuál es su camino hacia el futuro buscamos, en conjunto con los agentes clave territoriales, esa esencia que lo pone en valor y lo ubica en el mundo.

Diseñando valor

Muchas marcas han perdido el camino que aporta valor a sus clientes. En Bostnan hemos creado un modelo que rebusca en sus esencias para recuperar dónde está su verdadero valor. Es el primer paso para impulsar y posicionar la empresa en base no a productos o servicios sino al valor.

Para conseguirlo definimos un proceso de diseño de valor con las siguientes etapas:

1.- Definir el reto

2.- Dibujar el escenario
Para lo que identificamos el escenario competitivo en base a:

  • - Competidores reales
  • - Competidores referencia
  • - Otras referencias

3.- Análisis interno del valor del cliente
en base al siguiente esquema:

  • A. Buscar valor
  • B. Identificar valor:
    • B1. Cuestionar
    • B2. Amplificar
    • B3. Transformar
    • B4. Eliminar. Que lleva a crear el valor
  • C. No identificar valor. Que lleva a crear el valor
  • D. Crear oportunidades

Metodología propia

Trabajamos en base a una metodología propia: Los 12 mandamientos del posicionamiento.

Partimos de la definición del reto. Después, a través de técnicas de design thinking y prototipado de productos o conceptos trabajamos junto al cliente para identificar aquellos valores o atributos que suponen una ventaja competitiva.

Unos valores que pueden convertirse en oportunidades si se trabajan con los mensajes y el estilo de comunicación adecuados.